Soy moldeable como un chicle. Puedo ser de color rosa o azul. Hay veces que cuesta cambiar mi forma y me aferro a ella hasta el final.
A veces me parezco al mar, muy apacible y de golpe llena de olas. Miles de aguas ahogan mi mente hasta que inlundan mi cabeza y me sale agua por las orejas.
Las tormentas de arena también suelen visitarme de vez en cuando, privandome de ver la realidad...


(Una sempre tiene que pasar por todas las estaciones, pero quieras o no, siempre vuelve a visitarte el verano; entonces, vuelvo a ser sol, radiando vitalidad. )



1 suspiro(s):

southerngirl dijo...

vuelvo a ser sol, radiando vitalidad :)



love you babe.