Haces todo mal. Todo está hecho con los pies. Causas malestar entre dos personas. Consigues que la desconfianza se cree a tu alrededor. No soportan verte, y cuando te ven, te mandan salir de delante suyo. Piden, piden, piden y nunca dan.

Dejadme respirar mi propio aire y no me ahoguéis más…

0 suspiro(s):